alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

NAS vs SAN ¿cuál me conviene?

NAS

NAS significa Network Attached Storage y es un dispositivo de almacenamiento que se conecta a una red. Un NAS permite desde un punto centralizado almacenar y recuperar datos. ¿Quién tiene acceso a esta información? Usuarios autorizados de la red.

Un NAS incluye un hardware en donde se almacena toda la información y se conecta a una red LAN, generalmente a través de Ethernet y TCP/IP. 

Ventajas de un NAS

Este dispositivo es un servidor virtual que opera de la misma manera que los servidores tradicionales, pero a una mayor velocidad y menor costo, ya que ejecutan un sistema operativo dentro del mismo hardware. 

Este tipo de servidores son expansivos y flexibles, por lo cual pueden evolucionar a la par del crecimiento de la empresa, y aumentar su capacidad de almacenamiento. Son fáciles de operar, realizan copias de seguridad sencillas, y son muy seguros por lo cual no es necesario tener un encargado de TI que esté operándolo. 

SAN 

SAN significa Storage Area Network y es una red de almacenamiento muy completa e integral. Incluye una red de alta velocidad de canal de fibra, un equipo de interconexión (puentes, conmutadores, etc) y elementos de almacenamiento de red (discos duros).

Ventajas de una SAN 

Una SAN es una red dedicada de alta velocidad que permite el almacenamiento a nivel bloque, con lo cual se logra asignar y administrar los recursos de manera mucho más rápida y eficiente. Ya que una red de área de almacenamiento evita tener capacidades de almacenamiento aisladas y repartidas en distintos servidores, teniendo todas centralizadas compartiendo cargas de trabajo. 

 Además un SAN permite compartir información entre varios equipos de la red sin afectar el rendimiento, ya que el tráfico de SAN está separado del tráfico del usuario. Con lo cual mejora la disponibilidad y el rendimiento de las aplicaciones. 

Aspectos a considerar de una SAN

Algunos aspectos a considerar de las SAN es que requieren de un administrador de infraestructura que las opere. Son mucho más costosas y su rendimiento está directamente relacionado con la red que se utiliza en la empresa. 

¿Cuál me conviene?

Ambas son soluciones de almacenamiento en red. NAS es un único dispositivo de almacenamiento que opera sobre los archivos y SAN es una red de múltiples dispositivos que operan en bloques de disco. NAS es un dispositivo ideal para empresas pequeñas y medianas, debido a que tiene un menor costo y brinda todos los beneficios de tener una nube privada, pero para una menor escala de almacenamiento de información. 

Un NAS dispone de muchos gigas de datos, llegando incluso a varios terabytes. Cuando un NAS no es suficiente, los administradores de infraestructura pueden añadir capacidad de almacenamiento instalando dispositivos NAS adicionales. La desventaja es que cada dispositivo funciona de manera independiente. 

Cuando la infraestructura de la empresa es mucho mayor y se requiere una enorme capacidad de terabytes de almacenamiento centralizado o realizar muchas operaciones de transferencia de datos a alta velocidad tener muchos NAS no es práctico. En este tipo de situaciones es cuando la empresa debe optar por instalar un único SAN que proporcionará de manera centralizada la escalabilidad y el rendimiento necesarios. 

Si quieres recibir más información del Mundo de TI, da click en el botón y suscríbete a nuestra Dosis de TI.

Fuente: SEAGATE, CCM, INFORDISA, NETWORK WORLD

Sobre el autor

Celia Lara
Celia Lara

Apasionada de la comunicación y de regalar una experiencia a cada lector de sus artículos. La familia, viajar y conocer personas son su motor. Communication Strategist en icorp.

Agrega tus comentarios