alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

¿Cómo las áreas de TI habilitan la competitividad en las empresas?

En los últimos años, la responsabilidad de las áreas de Tecnología de la Información en las organizaciones ha ido evolucionando debido a los cambios tecnológicos y a las exigencias del entorno.

De ser un área enfocada en mantener la infraestructura y todos los recursos tecnológicos para asegurar la continuidad de la operación, esta ha adquirido un enfoque estratégico orientado a entregar valor en las organizaciones, por lo cual se le exige ahora un mayor compromiso.


La llegada de ITIL

Ha sido un largo camino. El primer gran paso se dio en la década de los 90, cuando la primera versión de ITIL comenzó a adoptarse alrededor del mundo y surgió el modelo de Calidad en los Servicios de TI, el cual se enfocó en las necesidades tanto del usuario como de la organización. Fue así como las áreas de TI voltearon a ver el negocio y no a los desarrollos tecnológicos para crear Sistemas de Gestión del Servicio, los que a su vez también han cambiado conforme la madurez de las organizaciones.

En ese momento, la adopción de las mejores prácticas dio un vuelco en la manera en la que funcionaban las TI. Se comenzó a operar bajo procesos formales para administrar los servicios soportados por Tecnologías de Información y a contar con niveles de servicio, indicadores, evaluaciones, etc, orientados hacia la calidad, la optimización de recursos y a la mejora continua. Por otro lado, estas dejaron de contar con grandes presupuestos basados en nueva tecnología; en su lugar llegaron presupuestos optimizados y dirigidos al desarrollo del negocio.


Un nuevo día para las TI

Durante los primeros años del siglo XXI se dio un segundo gran paso con el desarrollo y consolidación de la virtualización de servidores. Esta tecnología permitió optimizar el uso de recursos de cómputo, mejorar en gran medida la administración de infraestructura y la agilidad para reaccionar ante las necesidades del negocio y a elevar la disponibilidad de los servicios de TI. Además, aportó de manera significativa a los esquemas de recuperación ante desastres y a los escenarios de alta disponibilidad.

TI competitividad empresas

La estabilidad de estas plataformas permitió que las áreas de TI comenzaran a enfocarse en proyectos estratégicos orientados al negocio e invirtieran menos tiempo en operar la infraestructura; pero también trajo consigo mayor responsabilidad, ya que ahora las organizaciones dependían cada vez más de las TI para su operación. Así, estas se convirtieron en un pilar indispensable de productividad.

En esta misma primera década, y con las mejoras en los servicios de telecomunicaciones, se consolidó el uso masivo de Internet. Para finales de la década se unieron tecnologías clave como la virtualización y las telecomunicaciones para crear la computación en la nube.

La llegada de la computación en la nube (cloud computing) trajo consigo una nueva forma de operar para las áreas de TI. Actualmente, la computación en la nube se vende y consume como un servicio al cual se accede a través de una red pública. Esta ofrece beneficios sobre la TI Tradicional, pues brinda mayor disponibilidad, seguridad, agilidad, flexibilidad, escalabilidad, reducción de gastos de capital, trabajo en equipos a distancia y algo relativamente nuevo: el pago por consumo.

Lee también: Cómo comenzar a implementar servicios de TI

El presente de las TI

En la actualidad, estos servicios de computación en la nube son agrupados principalmente en tres tipos:

  • IaaS: Infraestructura como Servicio.
  • PaaS: Plataforma como Servicio.
  • SaaS: Software como Servicio.
TI competitividad empresas

Ahora más que nunca. las áreas de TI son un componente clave en el camino hacia la competitividad de las organizaciones. La innovación e incorporación de la tecnología debe estar alineada con la estrategia organizacional, generar valor para el negocio y traducirse en una ventaja.

La manera en que pueden lograr esto es volteando hacia los servicios en la nube, dejar atrás el rol de operadores de infraestructura y convertirse en un aliado estratégico del negocio que proponga e incorpore tecnología que apunte a la continuidad del negocio y a su competitividad.

Sobre el autor

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz

Ingeniero en Electrónica, responsable de la operación y entrega de servicios de TI por más de 10 años. Ha sido responsable del Sistema de Gestión de Servicios y Gestor de procesos de ISO 20000. Actualmente ocupa la posición de Gerente de Soluciones de TI.

Agrega tus comentarios