alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

5 consejos para reducir el RPO y RTO

El Punto Objetivo de Recuperación (RPO) y el Tiempo Objetivo de Recuperación (RTO) son dos elementos esenciales de cualquier plan de recuperación ante desastres. Mientras que el primero establece cuánta información se puede perder en caso de una catástrofe, el segundo determina cuánto tiempo puede pasar entre el inicio del proceso de recuperación y su término.

Reducir ambas métricas es uno de los objetivos de un gerente de TI. Cuando los valores finalmente bajan, el tiempo de inactividad es menor, la productividad aumenta, los costos disminuyen y el riesgo de perder credibilidad es muy bajo. Con esto en mente, te dejamos con una serie de consejos para reducir el RPO y RTO:


Incrementar la frecuencia de los respaldos

Una forma de reducir el RPO y RTO es incrementando la frecuencia de los respaldos. Al hacerlo se está disminuyendo el RPO debido a que contamos con más copias de la información crítica. De igual forma, se reduce un RTO porque los respaldos recientes permitirán que la recuperación sea menos tardada.

reducir el rpo y rto


Usar soluciones de recuperación de bloques cambiados

El concepto de la tecnología de bloques cambiados es similar al de los respaldos incrementales. Solo los bloques de datos que han cambiado desde el último respaldo o, en el caso de máquinas virtuales, aquellos necesarios para restaurarlas a un punto determinado son respaldados.

Ya sea en respaldos físicos virtuales, si se usa una solución que monitoree constantemente los cambios en bloques de datos, todo el preprocesamiento ya habrá tenido lugar cuando el respaldo dé inicio. Esto, por supuesto, significa que el tiempo del proceso se verá disminuido.


Replicar

Al replicar la información se podrá contar con una copia en caso de un desastre, lo que reduce el RTO. Al usar un servidor remoto, el RTO estará restringido a la cantidad de tiempo que toma de cambiar al otro. De igual forma, el RPO se establecerá de acuerdo a qué tan frecuente se repliquen los datos. Una mayor frecuencia representa uno menor.

Lee también: ¿Por qué la mayoría de las empresas no prueba su plan de recuperación ante desastres?


Escoger el almacenamiento adecuado para el respaldo

Las métricas de RPO y RTO deben influenciar la elección de infraestructura de respaldo y las estrategias de redundancia de datos. Entre más bajas necesiten ser, más caras y complejas deben ser estas últimas.

Si el RTO es cero significa que el negocio no puede darse el lujo de un tiempo de inactividad. Aprovechar una infraestructura de TI redundante con almacenamiento fuera de sitio de datos replicados o un clúster de alta disponibilidad para un failover exitoso podría ser la única opción.

reducir el rpo y rto


Recuperar en sitio

Una de las mejores maneras de mejorar el RTO es aprovechando soluciones de respaldo que se puedan ejecutar en sitio. También conocidas como “recuperación instantánea”, estas soluciones de respaldo permiten correr almacenes de datos y servidores directamente desde el respaldo.

Esto es preferible a esperar a que el failover se complete antes de acceder al sistema y los datos. Aunque esta funcionalidad es relativamente nueva, se trata de la forma más rápida para alcanzar la continuidad del negocio en caso de un desastre.


Reducir el RPO y RTO trae consigo varios beneficios para un negocio. No hay duda de que se necesita de un esfuerzo extra para conseguirlo, pero la recompensa es sumamente considerable como para dejarla pasar. Aprovechar una estrategia de protección de datos robusta y la mejor solución para proteger entornos en la Nube internos y externos es un infaltable para cualquier organización que depende de la disponibilidad y resiliencia.

Fuentes: Solutions Review
Trilio

Sobre el autor

Diego Maldonado
Diego Maldonado

Apasionado del cine y de la música. Fiel asistente a conciertos y adepto de la cultura popular. Webmaster, community manager y editor de contenido en distintos sitios de internet.

Agrega tus comentarios