alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

Entendiendo la pérdida de datos en una organización

Borrar un archivo de forma accidental podría significar horas de esfuerzo tiradas a la basura.

Los respaldos podrían ser la salvación, pero a veces no queda otra opción más que volver a hacer el trabajo, lo que deriva en un desperdicio de productividad.

Las herramientas de colaboración en la Nube han cambiado esta historia al proveer un historial de versiones que evita enormemente la productividad perdida. Pero otros tipos de pérdida de información como accidentes o actividad maliciosa interna y externa aún pueden darse.

La pérdida de datos se define como “cualquier proceso o evento que resulta en la corrupción o eliminación de datos o aplicaciones“. En el siguiente artículo, enlistamos los tipos de pérdida de datos y las maneras de recuperarse de estos incidentes para minimizar el impacto en las organizaciones.


Tipos de pérdida de datos maliciosa

El malware se puede usar para infiltrarse en computadoras o redes para obtener información. A diferencia de un hackeo, el malware puede ejecutarse de forma pasiva para alcanzar un objetivo. Estos son algunos de los que pueden afectar en la integridad de los datos:


Virus

La propagación de estos comenzó a finales de los 90, y aunque ya no son tan comunes, una vez activados pueden causar mucho daño y ser difíciles de eliminar, ya que suelen vincularse a archivos legítimos para esparcirse.


Gusanos

Estos pueden replicarse por sí solos al aprovecharse de vulnerabilidades como software sin actualizar o fallas en los sistemas operativos. Los gusanos suelen estancar una red o transportar un virus o ransomware.


Troyanos

Disfrazados como archivos ordinarios, los troyanos pueden ser activados por los mismos usuarios, concediendo acceso a terceros. Si bien la acción inicial solo afecta una sola computadora, la propagación puede ser el siguiente paso. Los troyanos pueden entregar virus, ransomware y otros tipos de malware.

Lee también: Cómo eliminar información de todos los equipos apropiadamente

Ransomware

Estos ataques han incrementado exponencialmente en los últimos años debido al valor inherente de los datos. Bloquear a un individuo u organización del acceso a su propiedad intelectual puede significar un cuantioso rescate para el cibercriminal.


Amenazas internas

Empleados inconformes pueden ser un riesgo para una organización si estos tienen acceso a información importante. Esto puede ser devastador si los respaldos no son habituales.


Pérdida de datos accidental

Cualquiera ha borrado información o guardado sobre esta accidentalmente. La colaboración en la Nube ha evitado este problema en cierta medida, pero los desastres naturales, fallas de hardware y errores de software continúan siendo una preocupación para las compañías. Aunque poco se puede hacer para evitarlos, sí hay varias formas de recuperar los datos.

Fuente: Hubstor

Sobre el autor

Diego Maldonado
Diego Maldonado

Apasionado del cine y de la música. Fiel asistente a conciertos y adepto de la cultura popular. Webmaster, community manager y editor de contenido en distintos sitios de internet.

Agrega tus comentarios