alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

La metodología 8D y su importancia en la empresa

La metodología 8D es importante para las organizaciones por tratarse de una herramienta de apoyo para la resolución de problemas y desviaciones y eliminar quejas de raíz. Pero ¿cómo es que lo logra?

Es necesario llevar paso a paso el proceso, enfocarse en la descripción para tomar conciencia de la problemática y obtener una hipótesis de la causa raíz para corregir el problema. Subsecuentemente, se tienen que identificar otras áreas o procesos en los cuales se debe prevenir que ocurra la misma problemática.

¿Cuáles son los pasos de la metodología?

  • D1: Formar un equipo multidisciplinario.
  • D2: Definir el problema.
  • D3: Implementar una acción provisional de contención.
  • D4: Identificar la causa raíz.
  • D5: Determinar acciones correctivas.
  • D6: Implementar las acciones correctivas permanentes.
  • D7: Implementar acciones preventivas.
  • D8: Reconocer y retroalimentar los esfuerzos del equipo.

La siguiente imagen nos muestra los diferentes métodos de solución de problemas que cubre el ciclo PDCA; la metodología 8D detalla el ciclo en pequeños pasos para eliminar el problema de raíz.

Lee también: La mejora continua para alcanzar la calidad total


Los pasos clave de la metodología

A continuación, de acuerdo a mi experiencia, enlisto los pasos claves de la metodología:

  • D1, equipo multidisciplinario: la participación de las personas involucradas en el proceso con diversos roles es indispensable, o mejor aún, se deben incluir a aquellas que no estén involucradas directamente, ya que aportan diferentes visiones desde una perspectiva externa. Como muchas veces digo: “Ojos nuevos ven los vicios ocultos”.

  • D2, definir el problema: la capacidad de nombrar cualquier situación problemática de la vida cotidiana (ya sea un tema emocional, familiar, de salud o laboral) nos permite asumirla y afrontarla.

    Para mí, este es uno de los puntos críticos para la resolución de problemas; por ejemplo, no es lo mismo decir “la botella salió dañada” que “la botella de champú aroma primavera de 500 ml salió con la tapa dañada y no se puede abrir”.

    Al nombrar la problemática, ya ganamos el 50 por ciento de la “batalla” para solventar esta desviación que estamos enfrentando. A partir de ahí, podremos plantear alternativas de solución y definir en conjunto las acciones correctivas.

    Por supuesto, no es fácil llegar a la descripción del problema; apoyarnos en las herramientas como 5W+2H y dedicar tiempo sin distracciones facilitará el proceso.



  • D7, implementar acciones preventivas: las cuales nos ayudarán a anticipar posibles repeticiones en procesos similares en la empresa.

    Por ejemplo, una vez que identifiquemos lo que está ocasionando el daño en la tapa de champú aroma primavera de 500 ml, deberíamos revisar las otras líneas de producción de artículos similares.

    Las acciones preventivas se identifican en diferentes momentos de la metodología 8D, por ejemplo:
    • En el análisis de causa raíz.
    • Al momento de definir las acciones correctivas.
    • Al finalizar la ejecución de las acciones correctivas y una vez que hayamos evaluado la efectividad, así como lo que sí y lo que no debemos realizar.

  • D8, reconocer y retroalimentar los esfuerzos del equipo: realizar el cierre con el equipo de trabajo para evaluar lo que hicimos bien, lo que no y lo que aprendimos. La mayor aportación es reconocer al equipo que participó en este proceso, ya que genera un sentido de pertenencia a la organización.


En resumen, la metodología 8D es una herramienta clave para las organizaciones que practican la mejora continua y que caminan hacia la excelencia operacional.

Sobre el autor

Rodolfo Montero
Rodolfo Montero

Experto en transformación digital, apoya los procesos de gestión de calidad, colaboración y administración de proyectos. Actual Product owner del software qdoc.

Agrega tus comentarios