alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

Las 29 leyes de Peter. El credo de las mentes apasionadas y perseverantes.

Sea lo que sea que estés emprendiendo, dirigiendo o gestionando, la clave del éxito es la configuración de tu propio mindset. Y es que puedes creer que eres capaz de lograrlo o también puedes estar convencido de que fracasarás, sea lo que sea que pienses, estás en lo correcto. Sin el mindset adecuado, ningún emprendedor, director o gestor es capaz de ser exitoso, todo es cuestión de actitud. La mentalidad cuenta y cuenta mucho, lo es todo.

Tu mentalidad es mucho más importante que la tecnología o el dinero que tengas en la mano.

¿Eres capaz de navegar entre problemas complejos y capitalizar las mayores oportunidades que se te presentan?

Te comparto las 29 Leyes de Peter Diamandis, que para mí, se han convertido en una herramienta poderosísima para habilitar el impacto que genero como persona en cualquiera de los ambientes en los que me desempeño. Estas leyes te sacudirán, te provocarán, te harán salir de la caja y muy probablemente enciendan tu motor del éxito.

Adopta aquellas que te hagan sentido y diseña tu propia lista de principios.

  • 1. Si algo puede salir mal, arréglalo!

Deja de asumir que la Ley de Murphy [Si algo puede salir mal, saldrá mal.] es una realidad, que te atraca día con día, que te consume y devasta hasta dejarte inmóvil y sin sentido. Esa ley es la fórmula perfecta para el desastre.

En cambio, si el plan A y B fallan, muévete al C y D. El éxito radica en el entusiasmo dinámico, en el rechazo constante a la idea de darse por vencido. Si algo sale mal, aprende de ello y arréglalo.

  • 2. Cuando tengas dos opciones, escoge ambas.

La sociedad nos ha enseñado a que cuando tienes una opción debes escoger una de ellas. Yo lo cuestiono, ¿por qué? ¿por qué escoger tan solo una? Estudiar o emprender, ¿por qué no ambas? Steve Jobs emprendió Pixar mientras dirigía Apple, Elon Musk dirige Tesla y SpaceX, Branson arrancó más de 300 compañías alrededor de Virgin en 8 industrias diferentes.

¿Entonces? ¿Qué te detiene?

Cuando alguien te diga que si quieres vainilla o chocolate, responderás “ambos por favor”.

  • 3. Múltiples proyectos conducen a múltiples éxitos.

Todo el tiempo nos dicen “enfócate”, “centraliza tu energía para obtener mejores resultados”. Acude a la universidad, escoge una carrera y dedícate a ello. De corazón, yo creo que eso no maximiza la diversión ni tampoco el éxito. En cambio, las personas disfrutamos aprender cosas nuevas y en cuanto al éxito, el timing es crítico para el logro.

Involúcrate en distintos proyectos para provocar y obtener múltiples éxitos. Ya verás, en su momento será evidente a cuál deberás prestar más atención y ponerlo como prioridad.

  • 4. Empieza por la cima, luego sube aún más.

Cuando estás buscando lograr algo de altísimo impacto, un propósito de transformación masiva, la burocracia es tu peor enemigo, te puede aplastar brutalmente. El modelo de pensamiento actual rechaza el pensamiento disruptivo, por lo que esta ley te propone e invita a situarte por encima de lo que ya existe, a escoger lo mejor de ello y a crear tu propia nueva visión.

Empieza con una hoja de papel en blanco, sí, como Elon y su primer Tesla.

  • 5. Sigue las reglas, mientras seas el autor.

Lograr cosas de alto impacto comúnmente requiere de descubrir mares y escribir tus propias leyes. No le tengas miedo a inventar, no hay un libro de reglas establecido para vivir tu vida. Es común encontrarnos en la situación donde vivimos con base en las reglas de alguien más, por inercia. Pero la vida es una aventura, así que más te vale vivirla bajo tus propias reglas, escribe tu propio libro, conviértete en el autor de una increíble historia y disfrútala.

  • 6. Cuando te exijan reducir o comprometer algo, pide más a cambio.

Algunos dicen que la vida está llena de decisiones comprometedoras, para obtener algo tienes que entregar algo, no siempre puedes obtener lo que quieres, al menos no gratuitamente. Todo tiene un costo, suele haber intercambios. El punto clave es, ¿qué tanto vale aquello que estás intercambiando por aquello que vas a recibir? ¿Realmente vas en la dirección correcta? El resultado podría ser mediocre, insatisfactorio o frustrante.

Si las circunstancias te obligan a reducir objetivos y metas muy tuyas, es hora de detenerte, revaluar y saltar en una nueva dirección, incluso en última instancia, pedir más a cambio, mucho más.

  • 7. Si no puedes ganar, cambia las reglas.

Si deliberadamente crees que la vida te pone las cosas difíciles, que está en tu contra y no puedes ganar ni una sola vez, las reglas las está escribiendo alguien más, para que ese alguien sea quien gane. La mayoría de la gente simplemente sigue reglas, reglas de otros. Lo interesante es que casi siempre esas reglas fueron escritas en otro tiempo, para otras circunstancias y muy probablemente no apliquen hoy en día. Entonces, si no puedes ganar, ¡cambia las reglas!

  • 8. Si no puedes cambiar las reglas, ignóralas.

Sin caer en anarquismo y haciendo énfasis en que la mayoría de las reglas fueron escritas en una era distinta, debemos recordar a Thomas Jefferson quien escribió que las leyes e instituciones deben evolucionar junto con el desarrollo de la humanidad y su mentalidad.

Si las reglas están deteniendo tu progreso, dales la vuelta.

  • 9. La perfección no debe ser cuestionable.

¿Dónde quieres estar? ¿En el poblado del promedio o en el paraíso de la perfección?

Una mente apasionada es imprescindible para provocar el éxito. Voltea a ver a cualquier persona exitosa y detrás de él o de ella encontrarás una mente obsesiva, compulsiva y perfeccionista respecto a su producto, servicio o compañía. Son aquellas personas que buscan siempre cómo mejorar, que no les basta un reporte, que quieren verlo por sí mismos.

Piensa en la Macintosh de Steve Jobs, él siempre dijo que su computadora debía ser igual de bella por dentro que por fuera, aunque nadie viera su interior. Así como hagas las cosas menos importantes es el reflejo del cómo lo haces para las importantes.

  • 10. Cuando te quedes sin retos, invéntate uno.

Los humanos estamos pre-configurados para asumir retos. Por naturaleza hacemos nuestro mejor esfuerzo cuando competimos, ya sea en deportes o en los negocios. Es por eso que estar “en flow”, el estado humano donde optimiza su desempeño, solo se da cuando salimos de nuestra zona de confort, cuando nos exigimos más allá de nuestros límites.

¡Necesitamos sentirnos vivos!

  • 11. Obtener un “NO” significa ir con el siguiente nivel.

Cuando obtienes un NO como respuesta normalmente es porque la persona no está empoderada para decir SI. La única persona que verdaderamente puede habilitarte es aquella que está hasta arriba en la cadena de mando, aquellos que están en medio siempre buscarán minimizar sus riesgos.

¡Ve por el de arriba!

  • 12. No camines cuando puedes correr.

Hoy en día vivimos en un entorno de cambios exponenciales, de la 4ta revolución industrial, donde la velocidad y agilidad son factores críticos para el éxito. No formes parte de ese cúmulo de organizaciones, gobiernos o instituciones que parecen dinosaurios, demasiado pesados para moverse, quedándose y muriendo mientras ven pasar montones de otros organismos corriendo a su lado.

El avance y desarrollo tecnológico actual exige que corramos, no que caminemos.

  • 13. Cuando lo dudes, piensa!

Cuando estamos confundidos no dejamos de pensar, vivimos en un estado que reacciona ante las circunstancias. Estamos preocupados y es común no saber hacia dónde dar el siguiente paso. La mayoría de las veces estamos buscando complacer las expectativas de alguien más, como a un padre o a un socio, en lugar de buscar saciar nuestras propias expectativas.

  • 14. La paciencia es una virtud, pero la perseverancia hasta el éxito es una bendición.

Peter dice que su súper poder es la perseverancia, el no darse por vencido, incluso cuando el mundo no está a su favor. El éxito cuesta y cuesta mucho, no hay que darse por vencido ante la adversidad o cuando te critican, si Peter lo hubiera hecho, no estarías leyendo estas leyes.

Hacer algo de alto impacto requiere de empuje, de experimentación, iteración y de mucha persistencia.

  • 15. Las llantas que rechinan se reemplazan.

En esta era de abundancia, donde puedes conseguir lo que quieras y en el momento que deseas, no te conformes. Demanda lo mejor de lo mejor. Antes, la oferta de talento, tecnología y dinero era escasa, ya no es así. Si alguien o algo en tu organización es una llanta que rechina, en lugar de tolerarlo, debes buscar a alguien que encaje con tu equipo, con tu mantra, visión y mentalidad. ¿Qué prefieres? ¿Estar engrasando esas llantas que no funcionan o mejor hacer que una gran llanta sea resplandeciente? Tu tiempo como líder es limitado, construye un equipo increíble.

  • 16. Entre más rápido seas, menos tiempo pierdes, más tiempo para vivir.

Hoy en día podemos hacer mucho más en nuestras vidas que nuestros ancestros. Ahora tenemos acceso a una tecnología sin precedentes; en un solo día puedes crear un nuevo producto, imprimirlo en 3D, fotografiarlo y subirlo a KickStarter en busca de inversionistas para su comercialización y desarrollo. Entonces, aprovecha tu vida y se brutalmente productivo.

  • 17. La mejor manera de predecir el futuro es creándolo.

El futuro no está escrito, no está predeterminado. Se desdobla en consecuencia de nuestras acciones, de las decisiones y riesgos que tomamos. Si tú imaginas un mundo donde puedas hacer minería en asteroides, entonces diseña y construye una empresa como Planetary Resources. ¿No es eso lo que significa ser emprendedor? Un emprendedor tiene una visión y hace lo que sea necesario para hacerlo una realidad.

  • 18. La razón de algo a nada es infinita.

Hay montones de personas que hablan de todo lo que van a hacer, de sus tantos y tantos proyectos, de grandes ideas, pero que nunca, en realidad, lo llevan a cabo. Siempre encuentran alguna excusa para no empezar. Piénsalo, cuando yo entrevisto a un futuro colaborador o socio, para mí lo más importante es lo que ya ha logrado.

La mejor bola de cristal es el reflejo de los logros del pasado. Lo importante no es el tamaño de los logros, es que hayan tomado acción.

  • 19. Obtienes lo que incentivas.

Si algo en tu vida no está funcionando es porque estás incentivando ese comportamiento. Funciona igual si lo volteas, buenos incentivos provocan buenos comportamientos. A mí me encantan las competencias y la idea de que puedes crear premios en función de objetivos muy claros y abrirlo globalmente para que alguien más lo haga por ti.

Los incentivos son el método más poderoso para que la gente más inteligente te ayude a resolver tus mayores problemas.

  • 20. Si piensas que algo es imposible, así será… Para ti.

Creer que algo es posible de realizar es el primer paso y el más crítico para eventualmente hacer algo. No veo el caso de emprender algo que ya sabes que será imposible de realizar, eso sería un suicidio. Hoy vivimos en un mundo donde lo imposible empieza a ser posible, donde Google, YouTube y Skype son gratis para todos.

  • 21. Un experto es aquel que te dice exactamente cómo no debes hacer las cosas.

Resulta que a los expertos les gustan las cosas como son, como se han probado, como hoy funcionan, porque lo dominan, están en su zona de confort. Nunca estarán dispuestos a incentivar una idea radical y disruptiva, porque si resulta en un cambio transformador de su industria, ya no serán los expertos, ahora serán historia. Están comprometidos a que las cosas sigan como son.

  • 22. Previo a toda disrupción siempre hubo una idea loquísima.

Es importante darnos cuenta de que un pequeño crecimiento incremental, del tipo del 10% anual, en realidad no tiene nada de disruptivo, es lo mínimo esperado. Cuando se introdujo el transistor para sustituir los bulbos en la industria de los electrónicos, eso sí que fue una idea loca. Te pregunto, ¿permites que en tu organización haya ideas locas que sean probadas y evaluadas?

  • 23. Si fuera fácil, alguien más lo habría hecho ya.

Ya sabemos que hacer algo grande y de alto impacto global es algo complejo y requiere de mucho trabajo. Engañarte con tareas sencillas y quick-wins significa que en realidad no estás intentando transformar tu mundo. Si verdaderamente estás trabajando por algo que te preocupa resolver, que es difícil de lograr y que no ves a nadie más haciéndolo, entonces sabrás que vale mucho la pena. No le tengas miedo, celébralo día a día, porque estás cambiando el universo.

  • 24. Sin una meta definida, siempre fallarás.

Los humanos tenemos la habilidad de dar exactamente en el clavo mientras sepamos qué tan bien vamos en cada intento, corregimos y lo logramos. Tenemos esa hambre de logro cuando vemos una tabla de líderes que muestra nuestra posición y alimenta nuestra necesidad de competencia. No hay nada más triste y frustrante que darlo todo sin saber cuál es la meta ni si la energía empleada está sirviendo para algo.

  • 25. Falla temprano, falla a menudo, falla hacia adelante.

Un pre-requisito para el éxito es haber fallado, no le tengas miedo a experimentar cuando no sabes cuál será el resultado. De hecho, te invito a que saborees la idea de descubrir cosas. Provoca a tus equipos, haz que constantemente experimenten a bajo presupuesto y verás como generarás conocimiento. La clave es tomar más riesgos, intentarlo más veces para llegar a la meta.

  • 26. Lo que no se mide, no se puede mejorar.

La medición es la llave maestra de cualquier desarrollo. ¿Estás buscando mejorar el desempeño de tu organización? Identifica los indicadores que más te importan, mídelos y publícalos a tu equipo. Las personas naturalmente tendemos a querer mejorar nuestro desempeño, verás resultados. Si no estás midiendo, entonces cualquier iniciativa que ejecutes será un disparo en la oscuridad.

  • 27. El recurso más valioso del mundo es una mentalidad apasionada y perseverante.

Si tienes a la gente correcta y el dinero suficiente, puedes crear la tecnología necesaria, eso se llama innovación. Si tienes a la gente correcta y la tecnología requerida, puedes atraer inversión, eso se llama Capital de Riesgo. Pero el dinero o la tecnología por separado, sin el poder de la mentalidad de personas apasionadas y perseverantes, jamás cambiarán el mundo.

  • 28. La burocracia es un obstáculo que debe conquistarse con perseverancia, confianza y una máquina demoledora en caso necesario.

La burocracia se ha construido en el tiempo mientras la gente diseña reglas, regulaciones y las relaciones que mantienen la seguridad de sus trabajos y que provocan organizaciones inflexibles. Es un obstáculo que debe ser gestionado, hay que ser conscientes de que cuando paras de dar seguimiento, el avance también cesa. A veces es mejor destruirla con una máquina demoledora.

  • 29. Encuentra algo por lo que morirías y vive por ello.

Lograr algo importante y de alto impacto global significa sobrellevar complicaciones extraordinarias. Significa entrarle a un reto con toda tu energía y enfoque, en ocasiones manteniendo la motivación por más de una década. No hay forma de lograrlo si no estás comprometido con mente y alma. Encuentra tu propósito, así te levantarás cada mañana enérgico y emocionado.


Entonces, ¿qué opinas?

Yo creo que, con este nuevo paquete de principios, estás listo para enfrentar cualquier adversidad, aventura o campaña. ¿Qué mejor que un cúmulo de frases que integran más de treinta años de conocimiento y experiencia? No dejes de investigar más respecto a la búsqueda de tu propósito y el concepto de moonshooting.

El punto es confiar en tu propia historia, en la que estás escribiendo, porque el miedo es el infierno en la toma de decisiones y tú y solo tú eres la llave de un futuro mejor.

Hasta mi siguiente post.

Sobre el autor

Alberto Garcia H
Alberto Garcia H

Emprendedor desde los 17 años, millennial, audiófilo y productor musical. Apasionado del marketing y el branding. Hoy Innovation & Project Manager en icorp, siendo factor clave de la dirección estratégica y principal evangelista del mantra y la Visión 2020.

Agrega tus comentarios