alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

La actualización tecnológica como una ventaja competitiva para las empresas

Cada día la tecnología avanza más deprisa y las empresas que son capaces de seguirle el paso logran grandes beneficios en sus procesos. El mundo del retail no es la excepción y muchos de nosotros hemos sido testigos de la evolución tecnológica que ha sufrido este sector, logrando agilizar sus procesos y dar una atención más eficiente.

Un viaje en el tiempo

Hace no más de tres décadas la experiencia de cualquier usuario al ir al supermercado a algún negocio, era completamente distinta. Empezando porque la variedad y cantidad de productos era mucho menor, pero principalmente por la intervención tecnológica que era nula o muy escasa y en su defecto rudimentaria.

De las cajas registradoras a los softwares especializados

Con la invención de las cajas registradoras mecánicas en el Siglo XIX se tenía un control mucho mayor de los ingresos y se prevenían robos. Sin embargo todos los registros y controles debían llevarse manualmente y había un gran margen para el error humano. Poco a poco a hasta finales del siglo XX se fueron incorporando las computadoras de escritorio y algunos sistemas muy básicos, que facilitaban la labor.

El auge de la era tecnológica

No obstante, hasta principios del siglo XXI, la tecnología logró avanzar a pasos de gigante. Incorporando las computadoras portátiles, las terminales punto de venta y softwares mucho más especializados que permitieran integrar distintas áreas y aportar información en tiempo real. Hoy en día es muy común llegar a un supermercado y ver computadoras de la última década, terminales bancarias que aceptan múltiples tarjetas e incluso se han llegado a incorporar las ventas en línea, el desarrollo de apps y se ha integrado la inteligencia artificial.

Grandes ejemplos de la evolución tecnológica

Grandes retailers que han puesto el ejemplo como pioneros de la evolución tecnológica han sido Target y Walmart. Ambas empresas comenzaron en EUA a integrar a sus sucursales las cajas de self-service, en las cuales el usuario puede cobrar y realizar el pago de su compra sin la asistencia de un empleado de la tienda.  Hoy en día, en México ya están integrando este tipo de sistemas de cobro autónomo en cadenas como HEB y Walmart.

Asimismo los retailers poco a poco han implementado las compras en línea en sus plataformas web y la entrega a domicilio o en zonas de pick up especializadas.  También han surgido apps como Rappi en Latinoamérica, que fungen de intermediarios entre el retail y el usuario final y facilitan la compra y entrega de distintos productos de consumo. Y por supuesto, no se puede hablar de este tema sin mencionar a Amazon, la tienda online más grande del mundo que con el uso de drones en EUA logra entregar los pedidos de sus clientes en menos de ½ hora. 

¿A dónde vamos? 

No se sabe, con el rápido avance de la tecnología es difícil predecirlo, cualquier cosa puede pasar. Pero quedarse atrás no es una opción a menos de que se planee desaparecer del mercado. ¿Cómo empezar? Empiece poco a poco renovando el equipo tecnológico más obsoleto que tenga en su empresa, comience a evaluar opciones y vea todo el universo de oportunidades que la actualización puede traer a su negocio.

Sobre el autor

Celia Lara
Celia Lara

Apasionada de la comunicación y de regalar una experiencia a cada lector de sus artículos. La familia, viajar y conocer personas son su motor. Communication Strategist en icorp.

Agrega tus comentarios