alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

¿Cómo enviar información confidencial de forma segura?

En cualquier ámbito se envían y reciben datos todos los días. Hoy en día es posible comunicarnos inmediatamente no solo con nuestros colegas, sino con proveedores y socios, de ahí la importancia de enviar información confidencial de forma segura.

Estos son normalmente los datos sensibles que solemos mandar por medio de correo electrónico:

  • Números de tarjetas de crédito.
  • Investigaciones.
  • Solicitudes.
  • Datos del negocio.
  • Datos médicos.
  • Información de seguridad de TI.
  • Información confidencial de los clientes.

El gran problema reside en la poca atención que ponen las personas en la seguridad de sus envíos. ¿Qué tal si mandamos un correo conectados a una red abierta? Cualquiera podría interceptar el mensaje con las herramientas adecuadas. Este tipo de ciberataque es más común de lo que pudiéramos imaginar.

enviar información confidencial de forma segura

Lee también: Respaldo de datos en un negocio, evitando una catástrofe

 

¿Cómo podemos proteger nuestros datos confidenciales?

Debemos adaptarnos a la encriptación. Hacerlo es como mandar datos en una caja cerrada. La encriptación agrega un mayor nivel de seguridad, por lo que, si la información es interceptada, esta no podrá ser leída por personas no autorizadas. Solo aquellas con la llave apropiada podrán hacerlo.

Este método también confirma que los datos han sido enviados por una fuente confiable.

Un negocio también debe confiar en Protocolo de Transferencia de Archivos Seguro (SFTP por sus siglas en inglés) para enviar y recibir grandes cantidades de archivos. No es lo mismo que un FTP, pues este no está encriptado. EL SFTP es la versión segura y más confiable. Si un tercero intercepta a los archivos, no podrá acceder a estos.

Por otro lado, también se debe instar a los empleados a:

  • Usar servicios de correo electrónico que ofrezcan encriptación como Gmail y Outlook.
  • Encriptar los archivos antes de enviarlos a la Nube (en caso de una brecha de información o hackeo).
  • Nunca empezar una comunicación en redes Wi-Fi no seguras.
  • Supervisar todos los dispositivos de la compañía, y encriptar la información albergada en el disco duro, en caso de que sean robados.
  • Controlar el acceso a la información. El permiso para ver, editar y enviar los datos solo se otorgará a usuarios que los necesitan para hacer su trabajo.

Lo ideal también es acudir a expertos en seguridad de TI y servicios en la Nube para aprender a enviar y recibir información confidencial de forma segura.

Fuente: Pyramid IT

Sobre el autor

Diego Maldonado
Diego Maldonado

Apasionado del cine y de la música. Fiel asistente a conciertos y adepto de la cultura popular. Webmaster, community manager y editor de contenido en distintos sitios de internet.

Agrega tus comentarios