alexa

icorp | Blog

icorp | Blog

7 Principios guía de ITIL para llevar a tu empresa al siguiente nivel

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el secreto para que un área de TI sea exitosa? La definición de éxito es muy amplia y depende del objetivo comercial de cada organización. Sin embargo, en estos tiempos lo que las organizaciones esperan de sus áreas de TI es que sean ágiles, eficientes, que aporten valor para los interesados y sobre todo, que habiliten la competitividad del negocio.

Actualmente existen muchas fuentes y marcos de referencia que nos guían, nos ofrecen buenas prácticas, recomendaciones, ideas, etc. Todo esto para enrutarnos a que las acciones que hagamos nos lleven al éxito deseado.

En este artículo te hablaremos de los 7 Principios Guía de ITIL, un tema sencillo de comprender pero que en la práctica puede ser el talón de Aquiles para las organizaciones, sigue leyendo porque te decimos cómo aplicarlos.


¿Qué son los principios guía?

Los Principios Guía son una serie de recomendaciones que pueden ser adoptados por todo tipo de organización, no importando sus objetivos, estrategias, estructura de gestión y circunstancias. Al ser universales son aplicables para otras metodologías en el mercado como Lean, Agile, COBIT, etc.


7 principios guía de ITIL


1. Enfócate en el valor

Primeramente enfócate en el valor y que todos los esfuerzos que hagan ya sea directa o indirectamente, sean percibidos por todas las partes interesadas.

Y si, el valor es algo que suena bastante abstracto si solo se toma como concepto, pero estas preguntas te pueden ayudar a identificar si estás acercándote al valor que la organización espera:

  • ¿Quiénes son los interesados del servicio?
  • ¿Cuáles son las expectativas de los interesados?
  • ¿Existen objetivos específicos medibles?
  • ¿Con que métodos cuentas para medir como se está percibiendo el valor?


2. Empieza donde estás

Aprovecha lo que ya tienes. Por ejemplo, personas, procesos, tecnología, conocimientos, etc.

Es importante observar y reconocer de forma objetiva qué se puede usar y qué se debe mejorar, o en su caso replicar, siempre tomando en cuenta los riesgos que conlleva cada decisión.


3. Progresa iterativamente y con retroalimentación

No busques hacer todo de una sola vez, sino paso a paso y verificando que el rumbo por el que vas siga aportando valor.

Siempre ten en mente que todo lo que hagas debe estar organizado, con objetivos y sobre todo, que la visión general de lo que se quiere alcanzar sea comprendida, teniendo un espacio adecuado para la retroalimentación de todos los interesados.

También lee: 8 Tips para poner en práctica una certificación ITIL


4. Colabora y promueve la visibilidad

En estos tiempos el área de TI no puede trabajar de forma aislada, se busca que en conjunto con toda organización y proveedores haya una colaboración, con el objetivo de que haya una comprensión completa del valor, los objetivos y expectativas y que todo esto pueda ser visible y entendible para todos.


5. Piensa y trabaja holísticamente

En resumidas cuentas este principio invita a pensar fuera de la caja, es una metáfora que significa pensar diferente, de manera no convencional o desde una nueva perspectiva.

Esto quiere decir que para toda actividad que se haga, las iniciativas que se planteen o los servicio de TI que se brinden, siempre hay que considerar múltiples puntos de vista como el de otras organizaciones, servicios ya existentes, tecnologías que se utilizan o próximas a salir, etc.
  


6. Mantenlo simple y práctico

Recuerda mantener simple y práctico todo lo que se haga y como su nombre lo dice, se busca que todos los esfuerzos puedan llevar a un punto de simplicidad de forma que sea entendible y útil para todos los interesados.

Ojo, no se trata de simplificar por simplificar ya que puede resultar contraproducente y podría complicar más un diseño de un proceso que funciona muy bien. Sin embargo, entre mejor compresión se tenga de las actividades y cómo estas interactúan con otras organizaciones, pueden llevar a un punto de simplicidad y automatización que veremos en el siguiente principio.


7. Optimiza y automatiza

La optimización significa hacer algo tan efectivo y útil como debe ser, siempre obedeciendo a los lineamientos impuestos por la organización y dentro de los límites (financieros, de tiempo, etc.) que se establezcan y respetando la disponibilidad de los recursos. 

Y para que esto suceda debes tener una compresión detallada de lo que ya se hace y verificar si realmente vale la pena destinar tiempo para automatizarlo o simplemente generaría desperdicio.

Por otro lado, busca que el proceso o servicio ya automatizado se adopte por la organización, de otra forma sería un esfuerzo inútil.

Como ves todos estos principios son realmente guías que te ayudarán a tener el enfoque correcto a la hora de proveer servicios de TI.

Ponlos en práctica en tu organización y verás una mejora en la comunicación, colaboración y experiencia para los clientes, usuarios y proveedores.


Si quieres conocer más sobre ITIL y cómo implementar mejores prácticas o herramientas de TI en tu organización, da click en el botón y suscríbete a nuestra Dosis de TI.

Sobre el autor

Iván Alexander Robinson Legorreta
Iván Alexander Robinson Legorreta

Ing. en Sistemas Computacionales. Actualmente IT SD Coordinator para México y Norteamérica, también emprendedor de negocios, amante de los animales, los deportes, el chocolate y fotógrafo entusiasta en sus tiempos libres.

Agrega tus comentarios